taula-joier_web
L

La joya es una de las formas de arte más próximas al cuerpo humano; mantiene una relación física, funcional y, a su vez, es una pieza susceptible de vehicular una emoción, expresar una idea, sugerir una historia o, incluso, despertar el recuerdo.

La joyería contemporánea responde a una concepción de la joia y del propio oficio de joyero desde la vertiente más artística y creativa. En Capdevila, cada joya es una pieza única; incluso en el caso de aquellas que forman parte de pequeñas series, ya que cada pieza ha sido trabajada de forma individual, con nuestras propias manos y en un proceso de elaboración en el que la creatividad es determinante.

Desde la intuición o la idea original hasta la materialización de una pieza se produce un intervalo que llamamos, justamente, el proceso creativo de la joya; la búsqueda de un cierto equilibrio entre estética y funcionalidad, valores plásticos y portabilidad. La idea original surge y coge forma a través del dibujo.

El dibujo es el primer paso; el gesto expresivo fijado sobre el papel. Dibujar es descubrir, planificar, organizar, ordenar y relacionar una idea, propia o ajena, conjugando habilidad técnica, destreza e imaginación. Un ejercicio tan libre e intuitivo como exigente y preciso.

Durante el proceso creativo, el joyero despliega un diálogo muchas veces inconsciente con los materiales que manipula. Hay un conocimiento adquirido de los materiales a través de la experiencia que propicia una relación profunda entre el hombre y la materia. Tal y como dice la profesora y teórica Karen Michelle Barad “(…) la materia siente, dialoga, sufre, desea, anhela y recuerda”. El joyero no es ajeno a este pálpito latente de los materiales; sabe escuchar y pedir, e interviene en consecuencia con unas técnicas y procedimientos que también participan en este intercambio.

Fruto de este trabajo –conversación constante y permanente- surgen cuestiones sobre la propia naturaleza de los materiales, la funcionalidad de la pieza, los límites de la creación y hasta qué punto cabe seguir dejando volar la imaginación

0